FANDOM


DSC00674

Fachada principal del Palacio Arzobispal en 2009.

El Palacio Arzobispal de Alcalá es uno de los grandes edificios que pueblan el casco histórico de la ciudad complutense.

Es un palacio-fortaleza que tiene su origen en la Edad Media como residencia de los arzobispos de Toledo, que tenían mucha presencia en la ciudad. En el siglo XVI durante los arzobispados de Fonseca y Tavera el palacio adquirió su máximo esplendor con los patios y la gran escalera creada por Alonso de Covarrubias. Pasado el tiempo el palacio entró en decadencia hasta que en 1858 se instala en él el Archivo General Central del Reino. Años después se realizaría una gran reforma dirigida por Juan José Urquijo o Manuel Laredo, que introdujeron novedades tardogóticas. En agosto de 1939 sufrió un pavoroso incendio que lo redujo a ruinas, y solo sería reconstruído parcialmente. Actualmente es la sede de la Diócesis de Alcalá .